buena alimentación, nutrición, plantas medicinales, vive feliz

Desinflamantes naturales

En el invierno, principalmente en las zonas más húmedas, comienzan a aparecer dolores articulares o de lesiones deportivas. Felizmente, la naturaleza nos provee de plantas que podemos usar para tratar estas dolencias de manera efectiva.

Y no es solo que las plantas nos alivien sin traer graves efectos secundarios, sino que además tienen propiedades extras colmo:

  • Limpian desechos metabólicos y tóxicos del organismo.
  • Mejoran la circulación.
  • Algunas pueden ser antibióticos naturales.
  • Relajan la tensión muscular.

La cúrcuma, es la que más propiedades tiene. No sólo para las articulaciones sino para nuestros órganos internos. Se puede agregar a las comidas y tomar con leche.

El jengibre es el segundo más poderoso. Se puede tomar en infusión y es especialmente buena para la artritis y la artrosis. Reduce también el dolor.

El llantén es buenazo para el reumatismo, la artritis y la artrosis, se puede usar en cataplasma o tomar como infusión de una hoja grande hervida por 3 minutos.

Llantenweb2

Anuncios
plantas medicinales, terapias alternativas, vive feliz

Remedio de Cúrcuma con miel de abeja

Este es un potente remedio que es muy bueno para tratar resfriados y algunas dolencias un poco más serias. Sin embargo, si eres diabético o sufres de la vesícula, es mejor que consultes a tu médico antes de usarlo.

raiz-curcuma

Todos sabemos de las propiedades bactericidas de la miel de abeja y las propiedades anti-inflamatorias de la cúrcuma, es por eso que funciona tan bien tanto para los resfriados como para las afecciones de las vías respiratorias superiores.

Aquí les paso la receta:

Ingredientes

  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 100 gramos de miel de abeja orgánica

Esta mezcla debe durar para tres días.

Preparación

Mezcla bien los ingredientes en un frasco de vidrio. Mantén el fresco tapado.

Uso

Si tienes gripe:

DÍA 1

Toma media cucharadita de la mezcla cada hora.

DÍA 2

Toma media cucharadita de la mezcla cada dos horas

DÍA 3

Toma media cucharadita en la mañana, media al medio día y media en la noche.

Puedes agregar la dosis en tu vaso de leche o té.