24 Pasos para Relajarse – Parte I

 Hoy es viernes y como tal nos preparamos para un fin de semana de relax. Sinembargo, para muchos de nosotros es difícil estar en “RELAX MODE”. Por eso aqui les he conseguido 24 pasos bien explicaditos en secuencia para ayudarlos a llevar una vida más feliz.

1. Reconoce y acepta el estrés.

Es estrés es parte natural de nuestras vidas y nos ayuda a salir airosos de algunos situaciones complicadas e incluso peligrosas. Pero también hay que aprender a reconocer cuándo el estrés es DEMASIADO y en vez de ayudarnos nos perjudica. Los siguientes son algunos signos de estrés excesivo:

  • Sólo piensas en trabajo, y dedicas todos tus esfuerzos físicos y mentales a él. Descuidas el resto de los aspectos de tu vida por ello.
  • Experimentas constante tensión en el cuerpo, incluyendo dolor de cabeza, cuello, espalda… dolor en general.
  • Estás frecuentemente irritable y de mal humor. No puedes concentrarte por completo en lo que haces.
  • Te sientes agobiad@, que tienes que hacer demasiadas cosas, que el tiempo no te alcanza para nada.
  • Padeces de insomnio, te despiertas en las noches y te levantas más cansad@ de lo que te acuestas.
  • Estás comiendo demasiado o muy poco. Eliges siempre comida chatarra.
  • No recuerdas la última vez que reiste sin parar y has perdido el sentido del humor.

2. Prepárate para relajarte

Una vez que aceptas que el estado en que te encuentras no es beneficioso para tu salud, tienes que reconocer que añadir un poco de relajación a tu ritmo diario mejorará tu productividad y tu calidad de vida en general. Para lograr esto debes:

  • Desecha los “sentimientos de culpa”. La vida es mucho más que trabajar 24/7. Darte tiempo para las cosas importantes de la vida te ahorrará muchos problemas de salud y te acercará a tí mismo y los demás.
  • Acepta que dormir es muy importante. Mientras duermes tu mente sigue aprendiendo en modos que no puede cuando estás despiert@. Dormir repara y refresca tu cuerpo y tu mente. No desperdicies este sagrado momento por hacer otras cosas.
  • Sé paciente; descubrir tu modo óptimo de relajarte puede tomar tiempo, mantén mente abierta para probar distintas opciones.
  • No te rindas.

3. Busca un tiempo. Haz espacio en tu agenda diariamente para el relax.

  • Que el tiempo que le dediques en tu agenda sea fijo, sin lugar a moverlo o cancelarlo. Acuérdate que es tiempo dedicado a tu mejor cliente: TU.
  • En casa marca en el calendario tus tiempos de relax, así tu familia apreciará esos tiempos y evitará molestarte.

RELAJA TU CUERPO

4. Practica técnicas de respiración. Baja las revoluciones de tu respiración y activamente concéntrate en ella. Esta es siempre la forma más fácil de auto-calmarse y a la que puedes regresar cada vez que lo necesites.

  • Inhala por la nariz y exhala por la boca.
  • Inhala profundamente, cuenta hasta 5, aguanta la respiración por 5 segundos, ehxala lentamente contando mentalmente hasta 5. Hazlo 10 veces para relajar tus músculos y nervios. Mientras exhalas, visualiza la tensión dejando tu cuerpo.

5. Escoge bien tus alimentos

  • Evita el exceso de azúcar refinada. Incluídos los productos de pastelería: panes, galletas, tortas, etc. Estos productos causan subidas y bajadas de azúcar en la sangre que llevan a la agitación y no permiten que tu cuerpo use la energía eficientemente.
  • Evita la cafeína en exceso.
  • Come frutas frescas, vegetales y granos integrales.
  • Come muchas proteínas de bajas calorías como  pavo, pescado, granos enteros, legumbres, verduras de hojas verdes.
  • Toma multivitamínicos, algunos de ellos pueden ayudarte a disminuir el estrñes. Las vitaminas B y D son especialmente buenas para relajarte.

6. Ejercítate todos los días

Esto es el mejor remedio conocido cotntra el estrés. Te llevarás gratas sorpresas sobre lo mucho que ayuda. Aquí algunas ideas:

  • Que tu objetivo sea ejercitarte por lo menos 30 minutos al día, en actividad moderada.
  • Camina en el parque, en el bosque o en una caminadora.
  • Sube escaleras en vez de usar el ascensor.
  • Camina en vez de usar transporte para distancias cortas y medianas.
  • Monta bicicleta.
  • Nada en una piscina o si puedes en el mar.
  • Incrementa tu nivel de actividad física en tu vida diaria.
  • Estírate. Baja tus hombros para relajarte. Sé más consciente de cómo se va acumulando el estrés en tu cuello y hombros.

7. Medita

  • Prueba las maneras tradicionales, conocidas y respetadas técnicas de meditación:
  • Haz yoga, éste relaja tu cuerpo y limpia tu mente del estrés y apuro diarios.
  • Prueba Tai Chi, ki o aikido
  • Pregunta en un gimnasio sobre qué opciones tienen para trabajar el estrés y ejercitarte.

8. Prueba un masaje

Ve a un spa y que te den un masaje relajante, puedes probar también la reflexología.

RELAJA TU MENTE

9. Practica pensamiento positivo

Esto no se trata de ser un soñador, sino de sacar lo mejor de las situaciones que nos tocan vivir y evitar la tendencia a los pensamientos negativos.

  • Usa técnicas de visualización. Mientras no te sientas calmado y relajado, imaginar un escenario pacífico puede ayudar. Imagina playas, bosques, lagos tranquilos, caminatas etc.
  • Usa afirmaciones para cambiar el panorama de tu vida y deja de saltar siempre a conclusiones negativas. Las afirmaciones son oraciones cortas y poderosas que constriyen e incrementan tu confianza ayudándote a esperar resultados positivos. Ten cuidado de las palabras que usas. Usa lenguaje positivo, creíble y cariñoso cuando hables de tí mism@.
  • Enséñate a dar un paso atrás y ver el “cuadro completo”  cuando las cosas no parecen ir bien. Reconoce que la mayoría de problemas son retrocesos temporales y menores en el camino de lograr tus metas.

10. Piensa con lógica y contén tus emociones

Si aprendes a pensar de una manera lógica y secuencial cuando estás estresad@, te darás cuenta que las soluciones están frente a tus ojos.

  • Mira con objetividad a lo que te estresa, fíjate si esas cosas son tan terribles como te parecen que son e imagina  auto-aconséjate como si fueras un amigo. Luego, sigue tu consejo.
  • Cambia tu modo de actuar. Si el problema es algo que tú estás haciendo, entonces cambia el modo en el que actúas o reacciones. Para y escucha a quienes están a tu alrededor, date cuenta y corrige  lo que estés haciendo mal.

11. Cuando te sientas abrumad@, busca un lugar tranquilo y acicálate

  • Prepárate un baño tibio con esencia de lavanda.
  • Recuéstate en tu cama o sofá y escucha música relajante o tu música favorita.
  • Lee un buen libro, cúbrete con una manta y acompáñalo con una rica infusión de manzanilla.
  • Imagina un paraiso personal. Trata de sentir todo a tu alrededor.
  • Si no tienes otro lugar a donde ir, hasta el cubículo de un baño puede servir para calmarte.

12. Deja de sentirte culpable.

La culpa es una potente fuente de estrés. Deshazte de la fuente de la culpa comportándote; deja de hacer cosas que te hagan sentir culpable. Si es necesario, busca ayuda profesional, pero no dejes que el comportamiento destructivo sabotee tu vida y tu salud.

13. Aprende a priorizar

Haz una lista de los pendientes del día. Organiza la lista en orden de importancia y sé proactivo. Hazte cargo de las cosas antes que se vuelvan un problema. Más tiempo siendo productivo deja más tiempo para relajarse.

14. Practica meditación

Quita todo pensamiento y emoción de tu mente concentrándote en tu respiración. La meditación se enfoca en todo tu ser como forma de relajación en vez de enfocarse sólo en un área de tu cuerpo. Puede tardar un poco en aprenderse pero vale la pena el esfuerzo.

  • Empieza sentado por un mínimo de 15 minutos por sesión y llega hasta los 45 minutos.
  • Trata de meditar regularmente.
  • Si tienes dificultades, busca un guía de meditación.
  • Evita ser tan intenso, competitivo y no te frustres.

15. Considera el auto-hipnotismo

Concéntrate en algo por unos segundos y déjate hipnotizar. Si no puedes ve con un profesional, pero nunca con un principiante.

16. Realiza actividades que te relajen

  • Ve de pesca, pinta o toma fotografías.
  • Canta.
  • Toca algún instrumento o aprende alguna manualidad.

17. Pasa tiempo con tu mascota.

Acarícialos o juega con ellos, esa es una gran terapia.

18. Sonríe y ríe.

Está comprobado que es una de las mejoras formas de desestresarte. Libera endorfinas y mejora el sistema inmunológico.

Mira comedias, cuanta chistes, chismea con tus amigos… todo lo que te haga pasar un buen momento.

Las otras 6 en la siguiente entrega…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s