Meditación para principiantes

Meditar es una práctica milenaria que trae muchos beneficios físicos y mentales. Aprender a meditar no es tarea sencilla pero si quieres probar los beneficios que te puede brindar esta práctica, te recomiendo estos tips:

1. Establece una práctica regular.

Reconoce la importancia de la práctica diaria y apégate a ella mental y emocionalmente. Asume que es beneficioso tanto para tu cuerpo como para tu mente. Si lo entiendes así, podrás disfrutar y respetar el momento de la meditación. Establecer una práctica regular necesita de paciencia, dado que la meditación se fortalece con la repetición. Sé flexible con tu tiempo pero  asegúrate de tener 15 minutos diarios de un encuentro contigo mismo. Mejor que desperdiciar el tiempo es ahorrarlo y mil veces mejor invertirlo en algo que te hace bien.

2. Empieza tu día con una pequeña meditación al amanecer

Comenzar el día con un momento de paz y silencio hace que el día vaya mucho mejor. Vas a encontrar que te será más fácil no pensar en nada y sentir la vibración de tu ser, si te levantas temprano en la mañana y meditas de 10 a 15 minutos. Tus chakras se limpiarán mejor en la meditación al amanecer.

3.  Ábrete en tu meditación y déjate llevar.

Recibe y da energía. Haz posible una completa comunicación a través de todo tu ser con las palmas bien abiertas.

4. Incorpora la cualidad del perdón a tu meditación

Si los pensamientos interrumpen tu meditación di: “yo perdono, yo perdono”. Cuando dices esto la energía alejará los pensamientos. recuerda que el perdón es la puerta de la paz interior.

5.  La meditación tiene que ver con el “dejar ir”

La meditación no es sobre concentrarse, visualizar o tratar de dejar de pensar. Se trata de dejar ir los pensamientos y entrar en silencio interior.

6. Trata de lavarte los pies antes de tus meditaciones nocturnas

Hazlo antes de meditar, antes de irte a dormir y sentirás una gran diferencia. Es una de las simples cosas que puedes hacer para mejorar tu meditación. Las personas que lo han hecho han reportado dormir mucho mejor y despertarse mucho más frescas.

7. Usa una vela y música de meditación

Para empezar, usa ayuda que te ayuda a enfocar tu atenció, la música para meditar y una luz suave son buenas aliadas.

8. Pídele a tu voluntad que te ayude a entrar en “ánimo de meditación”

La práctica de la meditación se puede hacer a cualquier hora del día, depende de la voluntad que tengas.

9. Deja de lado las preocupaciones cuando vas a empezar a meditar

Si durante tu meditación se asoma cualquiera de tus preocupaciones, déjaselas a la energía del universo o a tu Ser Supremo (en el caso de los católicos a nuestro Dios y así en cada caso).

10. Deja de pensar

Los pensamientos son como aviones que aterrizan y despegan. Mantente atento a la parte superior de tu cabeza (el área límbica) y mírate en completo silencio. Observa los pensamientos y déjalos ir.

11. Medita con otros

Es más fácil entregarse a la meditación colectivamente. Hay más fuerza y vibración alrededor. La energía circulará y se fortalecerá.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s