Buena Postura

La postura marca la forma en la que sostenemos nuestro cuerpo. La postura idónea es la que menos esfuerzo supone al esqueleto. Una postura correcta proteje al cuerpo de lesiones, mientras que una mala postura puede producir tensión y sobrecarga de ligamentos, articulaciones, músculos y huesos.

POSICIÓN NEUTRAL

Es la expresión utilizada para describir la curvatura natural de la columna. En nuestra columna tenemos tres curvas: la cervical, en el cuello; la torácica en la zona del pecho; y la lumbar en el sacro. Estas curvas son amortiguadores de choque de la columna y aportan fuerza a la espalda. Estar de pie en la posición correcta de pelvis neutral sostiene las curvas de la columna con mayor eficacia.

PELVIS NEUTRAL

Ahora sí a la acción:

Nota que los músculos del abdomen están contraídos.

1. Ponte de pie con los pies ligeramente más separados qye las caderas. No tenses las rodillas y busca la posición neutral de tu pelvis, evitando arquearte e inclinarte demasiado hacia adelante. La rabadilla debe apuntar hacia el suelo.

 2. Imagínate que tiras de tu ombligo hacia la columna y lo pegas a ella con una grapa. Tras unos segundos sentirás que los músculos se cansan; significa que estás haciendo bien la postura.

 Ahora eleva el pecho, lleva los hombros hacia abajo y hacia atrás, y estira el cuello. Imagínate que una cuerda tira de la parte superior de tu cabeza hacia el techo. Imagínate erguida y camina erguida.

FORTALECER LOS ABDOMINALES Y LA ESPALDA SUPERIOR FACILITA LA POSTURA CORRECTA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s