¿Qué tipo de metabolismo tienes? – Resultados

Muy bien, ahora veamos los resultados:

Si haz respondido la mayoría A, tienes el Metabolismo tipo A lo cual significa que necesitas más proteínas que otras personas con distintos tipos de metabolismo. Es por eso que sientes que “necesitas” comidas saladas – la sal es muchas veces encontrada en proteínas y grasas. Tu dieta debería ser aproximadamente 50% proteínas, 30% grasas y 20% carbohidratos.

Si haz respondido la mayoría B, tienes un metabolismo tipo B. Mueres por lo dulce porque tu cuerpo procesa y almacena fácilmente los carbohidratos. Tu dieta debería ser aprox. 70% carbohidratos, 20% proteínas y 10% grasas.

Si haz respondido la mayoría C, tienes un metabolismo tipo C. Sientes antojo por lo dulce y lo salado indistintamente porque tu cuerpo tiene la habilidad de utilizar las proteínas, grasas y carbohidratos fácilmente. Tu dieta debería ser aprox. 33% proteínas, 33% grasas y 33% carbohibratos. 

FUENTE: http://www.doctoroz.com/quiz/quiz-what-your-metabolism-type

Las flexiones de brazos (o planchas) y sus beneficios.

Las flexiones de brazos o también llamadas “planchas” han vuelto con fuerza en los programas de ejercicios, incluso en power yoga se aplican mucho ya que tiene muchos beneficios. Este ejercicio bien hecho es un constructos muscular, protector de la espalda y de los hombros, y soporte atlético.

Este ejercicio también ayuda a formar un cuerpo delgado y marcado. La masa muscular aumentada también estimula tu metabolismo. Tener un metabolismo alto ayuda a que quemes calorías más eficientemente.

TÉCNICA

Ponte en posición de plancha con tus brazos rectos. Baja tu pecho doblando tus codos hasta que esté muy cerca al piso. Regresa presionando el suelo con las manos para impulsarte hacia arriba.

MANOS. No pongas tus manos muy separadas entre sí, sólo un poco más abiertas que el ancho de los hombros. 45 grados hacia afuera.

HOMBROS. Mantén tus hombros cerca de tu cuerpo.

ABDOMEN. Mantén tu abdomen ajustado como si alguien fuera a darte un puñetazo en él.

GLÚTEOS. Aprieta tus glúteos como para proteger tu espalda baja.

CABEZA. Mira hacia el suelo manteniendo tu cuello alineado con el resto de tu columna.

Recuerda tener siempre tu cuerpo alineado y no saques ni metas las caderas, tampoco arquees la espalda. Mañana publicaré algunas variaciones del ejercicio.

Realiza cada tipo de flexión en tres series de 10 repeticiones cada una. Hacer más series con menos repeticiones es más efectivo que hacer muchas repeticiones en menor cantidad de series, porque permite que hagas más fuerza por repetición. Esto aumentará tu musculatura de manera más eficiente.