Tener diabetes tipo 2 es una condición complicada que muchas personas padecen y que se está convirtiendo en una condición común por el estilo de vida que lleva la sociedad actual. Sinembargo, tener diabetes tipo 2 no tiene por que ser devastador si se toman las medidas necesarias para controlar la enfermedad. Dejemos de pensar como enfermos y empecemos a pensar como gerentes de nuestro propio estilo de vida. Hagamos los cambios necesarios y podremos tener una vida más sana y feliz.

Lo primero que debemos tener en cuenta son los consejos que todo médico da a un paciente diagnosticado:

  1. Ejercítate más, ya que con eso reduces la glucosa en la sangre y así es más fácil controlar tus niveles. Si haces ejercicios diariamente, por lo menos por 30 minutos, construirás músculo y el músculo consume energía incluso en reposo por lo que será más fácil mantenerte en forma.
  2. Consume menos calorías, los carbohidratos y el azúcar se vuelven glucosa cuando son digeridos y esta se va directamente al torrente sanguíneo. Si reduces el consumo de calorías, tu cuerpo necesitará menos insulina lo cual es beneficioso para controlar los niveles de azúcar en la sangre. Comiendo menos calorías también bajarás de peso lo cual previene complicaciones que devienen de la enfermedad.
  3. Evita el estrés, preocuparte y estresarte sólo te harán comer más y no poder dormir, agravando tu condición. Piensa como el gerente de tu vida y maneja tu estilo de vida de modo que haya tiempo para descansar y entretenerte.

 

Ahora algunos tips para ejercitarte inteligentemente

Antes de empezar

La mayoría de personas pueden empezar un programa de caminatas si ningún examen previo. Pero para estar seguros, la Asociación Americana del Corazón recomienda hacerse algunas pruebas de esfuerzo antes de empezar; más aún si se ha estado sedentario por mucho tiempo antes de empezar el programa. Así que sería bueno una visita al médico para informarle de tus planes y que temande algunos exámenes físicos.

Cuidados al ejercitarse

Las personas diabéticas necesitan ser más cuidadosas al ejercitarse que las personas sin esta enfermedad. Para algunas, bajar demasiado los niveles de azúcar puede ser un peligro. Otros necesitan prestarle mucha atención a sus pies y a sus ojos. Para todos tenemos algunos tips:

  • Empieza lentamente. Si eres nuevo ejercitándote, empieza con una actividad de bajo impacto como caminar, nadar o andar en bicicleta. Gradualmente incrementa tu ejercicio diario.
  • Tómale el tiempo. El mejor tiempo para ejercitarte es aproximadamente una hora después de comer, cuando tu nivel de azúcar está un poco subida.
  • Conoce y respeta tus límites. Chequea tu nivel de azúcar en sangre antes y después de ejercitarte y fíjate como responde tu cuerpo a la actividad.
  • Protege tus ojos y pies. Asegúrate que tus zapatos te queden bien para evitar ampollas que pueden derivar en úlceras a la piel. Si tienes dolor o pérdida de sensación, evita actividades que te produzcan úlceras o fracturas. Si has desarrollados retinopatía diabética, no levantes pesas para evitar complicaciones.
  • Mantente preparado. Ten a la mano agua y snacks cuando te ejercitas. Los carbohidratos son buenos en caso te baje demasiado el nivel de azúcar.
  • Lleva identificación. Usa una identificación médica en forma de pulsera o placa que diga que eres diabético en caso te metas en problemas.

Tipos de ejercicio

Ejercicio aeróbico, involucra el uso repetitivo de músculos grandes, de modo que tu frecuencia cardiaca se incrementa temporalmente llevando más oxígeno a los músculos. Puede ser moderado o vigoroso.

Durante la actividad moderada notarás un incremento de tu frecuencia cardiaca, pero serás capaz de hablar con comodidad.  Mientras que en la vigorosa tu respiración se altera y no puedes hablar con facilidad, te agitas.

Las actividades de moderada intensidad incluyen

  • Caminar rápido
  • hacer aeróbicos en el agua
  • montar bicicleta en terreno plano con pocas pendientes
  • jugar tennis de dobles
  • mover la cortadora de césped.

Las actividades de intensidad vigorosa incluyen

  • jogging o correr
  • nadar por diatancia y tiempo
  • montar bicicleta rápido o en pendientes
  • jugar single tennis
  • jugar basquet

El ejercicio anaeróbico, más conocido como entrenamiento de fuerza y resistencia. Ese tipo de ejercicio construye músculo oponiendo resistencia. La resistencia puede ser dad por tu propio cuerpo o por bandas elásticas, pesas, o máquinas especiales.

Fuente: http://inhealth.about.com

Acerca de estos anuncios

»

  1. luis dice:

    excelente información para los que padecemos este tipo de enfermedad y si funciona.

  2. ramonrueda dice:

    muy buena tu informacion gracias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s